Entrevista a Isabel Iturbe, vicepresidenta de AED y mentora en el programa Andrekintzaile

AED colabora desde hace siete ediciones en el Programa ANDREKINTZAILEA, coordinado por Bilbao Metrópoli 30 (BM30) y financiado por el Departamento de Desarrollo Económico y Territorial de la Diputación Foral de Bizkaia. El programa está dirigido a mujeres empresarias y tiene entre sus objetivos la contribución al fortalecimiento tanto de las mujeres como de sus empresas.

Desde una formación experiencial, diversa, comprometida y aterrizada en la realidad, mujeres líderes en sus sectores pertenecientes a AED, participan como mentoras en este programa.

Isabel Iturbe, vicepresidenta de AED, colabora desde hace algunos años en estos procesos de acompañamiento.

1. ¿Sigue siendo necesario el programa Andrekintzaileak, hemos dado pocos avances las mujeres empresarias? 

El programa ANDREKINTZAILEA, sigue siendo necesario desde el concepto de continuar fortaleciendo nuestro tejido empresarial y especialmente las empresas dirigidas por mujeres.

Las empresas lideradas por mujeres se encuentran, principalmente, ubicadas en el sector servicios.

Estamos viviendo unos años de constante cambio y sobre todo, una evolución del mercado vertiginosa al margen de las crisis y las pandemias. Tenemos que adaptarnos a las nuevas tendencias, nuevos hábitos de consumo, nuevas modas, el gran avance digital y tecnológico y, sobre todo, tenemos que estar preparadas para poder afrontar desde una pequeña empresa este gran ciclón.

2. Desde tu experiencia, ¿qué aporta Andrekintzailea que no se puede encontrar en ninguna otra propuesta?

Aporta formación, experiencia y realidad del entorno. Es un programa muy completo que trabaja aquellos aspectos formativos más vinculados con competencias concretas en formato de píldoras, contribuye a la creatividad, al fortalecimiento y sobre todo a conocerse y reconocerse como persona y como empresa. Y uno de los aspectos más valiosos es la red de contactos que se llegan a crear.

3. ¿Qué te lleva a formar parte del grupo de mentoras?

Principalmente, seguir aprendiendo. Existe un primer momento en el que tu experiencia es uno de los aspectos más importantes, pero a medida que vas evolucionando el aprendizaje es mutuo. En el mentoring debe de existir una dosis importante de generosidad, pero para las más egoístas, les animo porque conlleva una gran satisfacción debido al aprendizaje personal y al reconocimiento de la ayuda ofrecida.

4. ¿En que consiste la mentorización, qué es lo más destacable?

La mentorización es una herramienta destinada a desarrollar el potencial de las personas, basada en la transferencia de conocimientos y en el aprendizaje a través de la experiencia, todo ello dentro de un proceso en el que se establece una relación personal y de confianza, que guía, estimula, desafía y alienta a otra según sus necesidades, para que de lo mejor de sí a nivel personal y profesional.

Es un proceso en el que una persona recibe apoyo y orientación de otra más experta que, a partir de sus propios conocimientos y experiencias, permite acelerar el avance en el desarrollo personal y profesional. Se trata de una relación voluntaria y altruista, orientada a la mejora del aprendizaje y a la adquisición de nuevas destrezas.

5. ¿Cuál crees que es tu aportación de valor ?

Mi experiencia, mi entorno y mis contactos, al margen del bagaje profesional que pones al servicio de tu mentorizada.

6. ¿Qué recibes tú, es un aprendizaje mutuo mentora y mentorizada?

El mentoring es una formación continua y para una mentora me atrevería a decir que es un aprendizaje inverso en muchas ocasiones. Estos años experienciales me han permitido tener mayor capacidad de escucha, tener una visión muchísimo más amplia de la forma de hacer las cosas y sobre todo conocer gente maravillosa con muchísimo potencial.

No hay comentarios

Agregar comentario